INFO | PIPAS | COMO FUMAR CON PIPA
COMO FUMAR CON PIPA


Para cargar la pipa sigue en vigor el clásico consejo de apretar primero con mano de niño, luego con mano de mujer y por último con mano de hombre.  Es decir, cargar el primer tercio sin mucha fuerza, el tercio siguiente con fuerza mediana y el último con una firmeza mayor. Mientras está cargando la pipa, puede ir comprobando el tiraje, que no debe ofrecer una resistencia ni floja ni excesiva.


Al encender la pipa, aspire con una fuerza tranquila para asegurar que se prenda toda la superficie de combustión. A menudo es necesario encender la pipa dos veces,  ya que la primera vez el tabaco se dilata y "se levanta". En este caso, prense sutilmente la superficie del tabaco con el atacador y vuelva a encenderla con tranquilidad.


Sin duda,  el mayor problema del fumador novel es el picor y escozor en la lengua y boca.  Dado que se trata de una experiencia nueva a la cual debe habituarse. No obstante, existen varias soluciones  para aliviar las molestias iniciales. Normalmente,  dichas inconveniencias suelen superarse en una o dos semanas, siendo un sacrificio llevadero teniendo en cuenta los placeres que le esperan después. A su vez,  debe proceder con calma fumando con lentitud y prudencia, y procurando no cargar en forma excesiva la pipa ni con demasiada frecuencia.


Por otra parte,  debemos reconocer una dificultad a la hora de fumar pipa que no es exclusivo de los principiantes.  Nos referimos a la humedad del tabaco que suele ser molesta. En su composición, el humo contiene una proporción importante de vapor, la cual una parte se condensa en la cánula y en la boquilla.

En adicción, debe tenerse en consideración la humedad provienente de la boca del fumador. En éste sentido, se genera un exceso en el fondo de la cazoleta. Para solucionar éste inconveniente debe utilizarse una o  dos  escobillas en cada fumada

 

Otro paso importante para el disfrute,  es la cura de la pipa nueva. Según los expertos, luego de unas 10 fumadas las mismas se encuentran curadas y con un buen sabor. En referencia a éste proceso, el fumador debe realizarlo con cuidado hasta tocar el fondo de la pipa;  es decir hasta que se quemen los últimos restos de tabaco en su interior.

Sin embargo, no es necesario que el mismo se encuentre totalmente quemado. De todas maneras, debe procurar que el fondo del hornillo quede seco,  ya que se irá formando la capa de carbonilla.


Es aconsejable que repita éste procedimiento unas 3 ó 4 veces cargando la pipa hasta dos tercios de su capacidad y finalmente hasta el máximo de capacidad. A su vez, debería fumar con regularidad hasta quemar incluso el tabaco en el fondo. Es importante que se queme hasta las últimas briznas de tabaco, dado que la pipa puede quedar con mal sabor.


Otro factor importante que puede influir en el sabor de la pipa,  es la acumulación de humedad en la parte inferior del hornilla, dado que puede convertirse en un caldo de cultivo para las bacterias, produciendo asi el mal sabor.

Por otro lado, existen casos en los que los fumadores han interpretado al pie de la letra lo de "fumar a fondo" reduciendo a cenizas hasta las últimas briznas. Como consecuencia innumerable cantidad de pipa han acabado con el fondo perforado por las brasas. En éste sentido, es imprecindible encontrar el término medio para que realmente sea un placer el arte de fumar pipa.