INFO | CIGARROS | A DISFRUTAR ! ! !
A DISFRUTAR ! ! !
Después de una buena elección, un corte perfecto y un buen encendido, ya solo nos queda disfrutar de su sabor y aroma.

El cigarro, no es un cigarrillo, por lo que aspiramos el humo, pero no lo tragamos, sino que lo dejamos en la boca para “’paladearlo” apreciando todos los matices que nos brinde sus características especiales (cada cigarro es un mundo en función de los tabacos empleados para su elaboración).

Si acompaña al cigarro con una buena copa de coñac, no es muy correcto mojar el cigarro en el coñac (costumbre que tienen algunas personas). Esto varía, indudablemente, el sabor del cigarro, y es casi un pecado para los fumadores profesionales de cigarros.

Con respecto a la ceniza, al no ser un cigarrillo, no se debe estar constantemente dando golpecitos al cigarro para tirar la ceniza sobrante. Es mejor dejarla que se vaya formando lentamente, e incluso tratar de que caiga ella misma por su propio peso. Si el cigarro es de una gran calidad, dejará una ceniza bastante firme y por lo tanto, larga.

El sabor del cigarro se va haciendo más intenso (y algo más amargo) a medida que se va consumiendo. Dependiendo del tamaño del cigarro, se suele fumar únicamente tres cuartas partes del mismo, ya que al final los sabores se vuelven demasiado fuertes, y pueden estropearnos el paladar de las mejores caladas anteriores del cigarro. El cigarro no se apaga “estrujándolo” contra el cenicero como un cigarrillo cualquiera. Por el contrario, se debe dejar apagar de forma natural. Lo que los entendidos comentan con cierta jocosidad: “hay que dejarlo morir dignamente”.

Bastará con encender el cigarro y dar sus primeras caladas, los aromas que desprende una hoja bien curada siempre constituye un anticipo de los sabores que posteriormente se disfrutarán.

Para “gozar” de un buen cigarro hay que tomarse su tiempo. El sabor de los cigarros se va intensificando por fases y es una pena dejar un cigarro a la mitad, lo que no daría lugar a disfrutar plenamente de sus características.